sábado, 3 de septiembre de 2011

Botijo


El botijo es un elemento típico de la cultura española, especialmente, en el tercio sur de la península (Extremadura, La Mancha, Levante y Andalucía). De hecho, difícilmente nos encontraremos una región o comarca que no tenga su botijo, que variará en formas, colores, cerámicas, etc.


Su decadencia se inicia en la segunda mitad del siglo XX con la aparición de los frigoríficos domésticos. En España, donde su uso ha sido tradicional, se sigue manteniendo como elemento ornamental.

En Cataluña se le denomina “càntir”, existiendo una feria anual con el mismo nombre en la localidad barcelonesa de Argentona, así como un museo dedicado de forma exclusiva al estudio y difusión del botijo, con más de 3.000 ejemplares en sus colecciones.

Como centros de botijos catalanes se debe destacar Verdú (Urgel), con sus reputados botijos de barro negro o fumado, y La Bisbal del Ampurdán, con botijos barnizados y decorados.



Botijo popular de La Bisbal del Ampurdán



















Hay un refrán español en lengua catalana que dice:

“El càntir nou fa l'aigua fresca”.

Su equivalente en lengua castellana sería: “La escoba nueva barre bien”.

Fuente: Josep Balbastre i Ferrer (1977): Nou recull de modismes i frases fetes. Barcelona: Ed. Pòrtic.